Las mulas de Vallònga

¡Hay nina! no sabes lo que va pasá el atro día. Conta-me , conta-me que m’estigo ya sulsin. Pues mira, estaba esperan el auto de línea que baixa de Peralta a que llega-se, pues teniba que visita-me a Huesca para que me operen de la garra dreta que la tingo mol mala , pues axi mel va aconseja el dotó del llugá, y mira per agón de pronto, allá apartat se sentiban las campanetas de las mulas, que salliban coma toz els días, pronto pel maitino de casa Vallònga , pa aná a defòra y empezá a llaurá en el tèrme. Y como si ha-se sito, una aparició van saldré del puente correns cara entalto una rabosa y detrás la veniban acometén un montó de cochos que no paraban de ñaulá ¡Una escandalera! No tel poz imaginá. Èba tan forta que se van dixá de sentí las campanetas de las mulas y coma èba encara de nit , a lo primèro no sabeba el que pasaba. Total que se van cruza astí a la revuelta dels abreurados las mulas, con la rabosa y el cochos y ¡se va arma una! que no tel poz imagina. ¡Madre mía! ,¡ Qué barbaridad! , ¿ Pués sí que se va forma gorda.? ¿ Y que més va pasá? Mira, aquellas mulas van empezá a pega botes y a corré de dos en dos pues anabán chuntas pilladas con el chou y els mozos detrás de ellas corren, renegán y pegán gritos sin pará bueno, bueno. Las ventanas y els balcóns se ubriban con el soroll dels ferrolls y els ventanicos que se anabán ubrin pa vèr lo que pasaba al carré ,y aunque èba ivert y estaba chelán, las donas se asomabán y se dibán unas a las atrás, ¿ Que está pasán nina? El estrapalucio èba tan gran que hasta els críos se van despertá , pa ells ixo les pareixeba una fèsta de las grans y axí la van viure. Al final las bestias van empendre a corre per la carretèra cara enta la èra Caretes y la Pllana de Cozme. Uns parells de mulas se van pará per allí y otras las van trova al cruce tranquilament minchán. Al final el mozos van chuntá a todas las mulas, pues en ñ’habèba sis parells que van saldré pa llaurá , y s’en van torná car’als corralls pa explica-li al moyoral lo que hèba pasau y al mateix tiempo arreglá els aparejos pa torná a saldré a defòra ya que s’anaban a llaurá als Alitos. Els comentarios que ñ’habèba per las tiendas y en els roldes de la pllaza no se parllaba de otra cosa que d’el caso de las mulas y de la rabosa. Per la nit al café alguns mozos s’en jodeban con grans risas contan lo que les hèba pasau al mozos de Vallonga, que com tos podez imagina, ixe día no s’els va vèr el pelo per ningún costat, pues estaban avergoñiz per no pòdre controlá a las mulas en una situación coma aquella, pues siempre hèban presumiu de seá mòl pinchos. Este aconteciment no va dixa de comentase hasta que a la semana siguiente en va pasa un atro ,que bueno, ya tol contaré, y tamé se va armá gorda ,pues van llega al llugá uns carromatos de húngaros que fèban circo y llebaban un onso que se les va escapá. Bueno hasta otro rato. Azanuy. Diez y òcho de Noviembre de 2011 El Ferruz

Categorización: 

Categorización Año: